Cura La Bronquitis Con Este Sencillo Remedio Casero

SUSCRIBETE A Nuestro Canal De Youtube!

La bronquitis crónica es una inflamación de los bronquios, causando tos y esputo durante al menos 3 meses al año, durante más de 2 años, en ausencia de otras enfermedades respiratorias. Su frecuencia, su posible evolución hacia la insuficiencia respiratoria crónica progresiva e irreductible, si la terapia y profilaxis se descuidan, la gravedad de las complicaciones cardiacas es latente. La bronquitis crónica es principalmente un afecto del hombre de más de cincuenta años, a menudo obesos.

Es particularmente común si se expone al clima y al polvo, trabajando en malas condiciones de higiene y especialmente si fuma. Cabe señalar que desde 2015, de acuerdo con la OMS (Organización Mundial de la Salud) “La bronquitis crónica conocida y el enfisema, ya no se utilizan y ahora se incluyen en el diagnóstico de la EPOC – Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica -“La bronquitis crónica simple o catarral resulta en tos y esputo. 

El signo mayor es la expectoración fluida o muco-purulenta, o incluso francamente purulenta y espesa, más abundante en invierno que en verano; a menudo se acompaña de tos. La importancia de estas secreciones puede causar molestias respiratorias (dificultad para respirar o disnea ), especialmente durante el ejercicio. En esta etapa, la función respiratoria aún se conserva, excepto durante brotes infecciosos y febriles.

Esta bronquitis evoluciona en un aumento de la expectoración y tos, con acentuación de la disnea -ahogo o dificultad para respirar-. En la bronquitis crónica, el paciente tiene una dificultad creciente en la respiración; Al principio, esta disnea aparece sólo al esfuerzo por las escaleras, por ejemplo.

Luego se establece, reduciendo la existencia del paciente a una especie de vida enclaustrada, dolorosa tanto para él como para su familia; aparece una cianosis (coloración azulada de la piel y de las membranas mucosas), visible especialmente en los labios y las uñas; La tos y el esputo persisten y se vuelven más pronunciados.

Causas y factores de riesgo para la bronquitis crónica

Las verdaderas causas de esta enfermedad no son bien conocidas, pero hay algunos factores favorables :

  • El tabaco es la causa principal;
  • La contaminación del aire y la contaminación en el trabajo;
  • Tiempo húmedo;
  • Hipersensibilidad alérgica;
  • Infecciones respiratorias repetidas;
  • El género masculino;
  • La fibrosis quística, la deficiencia de alfa-1 antitripsina.

Remedios caseros para curar la bronquitis

Remedio casero #1

Cocinar 50 gramos de hojas de malva en un litro de agua, por 20 minutos, para hacer una infusión. Tomar esta infusión 3 veces al día. La malva desinflama los bronquios, calma la tos y ayuda a la expectoración.

Remedio casero #2

Hervir 100 gramos de avena en hojuelas, en medio litro de agua por 15 minutos. Toma esto en la mañana y antes de ir a dormir.

Remedio casero #3

Cortar 3 cebollas en rodajas, ponerlas en una olla junto con un clavo de olor, una cucharada de azúcar morena, y una ramita de tomillo. Agrega agua hasta que se cubra todo y cocinar por 3 horas a fuego lento. Ahora cuela todo presionando la cebolla para que desprenda su jugo.

Sirve medio vaso y añade medio vaso de leche caliente y bébelo. Harás lo mismo 3 veces al día.

Remedio casero #4

Pica 4 higos o brevas y ponlos en una olla con 2 tazas de agua, y cocina durante 6 minutos. Deja que esté fría y toma media taza en la mañana y media taza en la noche.

Remedio casero #5

Calienta una taza de leche, pero no la dejes hervir, y añade una o 2 cucharadas de miel. Toma antes de dormir para que calme la tos y el malestar, que se intensifica en la noche.

Mira el vídeo completo

Consejos de estilo de vida para prevenir, o no intensificar la bronquitis

  • El cese total y definitivo del tabaco es primordial.
  • Respira el aire más puro posible:
  • Cambia la estación de trabajo, cuando estés expuesto a vapores químicos o polvo;
  • Eliminar los irritantes bronquiales;
  • Si es posible, elegir un hogar lejos de las zonas industriales, garantizar una buena humidificación del aire en caso de calefacción central.
  • Pierde exceso de libras;
  • Practicar una actividad deportiva suave: caminar, nadar;
  • Cubrirte bien cuando el clima es frío, evitar corrientes de aire y cambios bruscos de temperatura;
  • Hacer algunas sesiones de fisioterapia torácica para aprender a toser y respirar;
  • Tener un seguimiento regular con el médico;
  • Seguir el tratamiento correctamente;
  • Comer sanamente.

Si te gustó, no olvides compartirlo con tus amigos, para que cuides tu salud y la de tu familia, y te mantengas saludable con nuestros consejos.