Un Sólo Vaso De Esta Receta Cura El Hígado Graso Y Lo Deja Como Nuevo

SUSCRIBETE A Nuestro Canal De Youtube!

http://vipluxsalon.com/refreshing-trim-of-your-beard/barber-blog-post-3/ La ingesta regular de bebidas alcohólicas es dañina para el cuerpo, todos conocemos esa simple verdad, incluso una persona que está lejos de la medicina. Tampoco es un secreto que el abuso de bebidas alcohólicas puede conducir a la http://heyrosa.com/tag/backpacking/ cirrosis del hígado, un daño a la estructura y funciones de este importante órgano.

Por supuesto, la medicina moderna puede ayudar a los pacientes con un diagnóstico de here cirrosis, pero el tratamiento es más eficáz, habrá cambios mínimos en el hígado y será reversible si el paciente se interesa en la etapa anterior que se llama hígado graso. Ahí es dónde debe poner sus esfuerzos en curarse, antes que tenga daños lamentables.

El Hígado graso tiene muchos nombres: esteatosis del hígado, hepatosis grasa, degeneración grasa del hígado. Todos ellos reflejan la misma condición y patología: exceso de depósitos de grasa en los hepatocitos. El contenido de grasa normal en el hígado es del 5%, con esteatosis del hígado, esta cifra puede alcanzar el 50%.

Hay muchos factores que provocan esta condición, pero el principal es el alcohol. Los especialistas han visto esta condición en pacientes alcohólicos y no alcohólicos. Un tercio de los pacientes que tienen hígado graso se debe al frecuente consumo de bebidas muy calientes. También a la diabetes mellitus, obesidad, hiperlipidemia, herencia. etc.

Otros Factores que favorecen al Hígado Graso

Cómo ya mencioné, el principal factor es el consumo de bebidas alcohólicas, pero también existen otros factores fuera de los ya mencionados:

  • Tomar ciertos medicamentos (preguntar a tu médico de confianza)
  • Intervenciones quirúrgicas en el tracto gastrointestinal
  • Comer en exceso algunos productos como:
    • productos marinados
    • productos ahumados
    • comida picante
    • condimentos artificiales y comida muy condimentada
    • productos con conservantes y estabilizadores
    • bebidas carbonatadas como los refrescos
    • carne grasa
    • margarina
    • mayonesa
    • café demasiado fuerte o cargado

Principales síntomas del Hígado Graso

  • Pesadez en el abdomen, en la región donde está el hígado (cuadrante superior derecho del abdomen)
  • Naúseas y vómitos frecuentes
  • Deterioro de la piel
  • Deterioro de la visión

Otros síntomas un poco más avanzados:

  • Dolor traumático, especialmente después de beber alcohol y consumir alimentos grasos
  • Hinchazón
  • Sabor amargo en la boca
  • Capa amarilla en la lengua
  • Trastornos en la evacuación (ya sea estreñimiento o diarrea)
  • Continúan las náuseas

Síntomas críticos:

  • Intoxicación crónica acompañada de insomnio
  • Deterioro de la memoria
  • Depresión y otros trastornos nerviosos sin razón aparente
  • Ascitis (retención de líquido que se nota con un abdomen abultado, como un embarazo)
  • Hipertensión portal ( en la vena porta)
  • Ictericia (tinte amarillo en toda la piel)

Remedios Naturales Para el Hígado Graso

1- Zumo de Limón

No te preocupes por la acidez, su contenido en vitaminas como la C, B1 y B2, lo hacen un potente antioxidante. Además, es un limpiador hepático potente y ayuda a eliminar las grasas. Lo puedes usar para rociar las ensaladas, tomarlo con agua, o cómo lo prefieras.

2 – Jengibre

Tiene antioxidantes que ayudan a disminuir los triglicéridos. Elimina toxinas y desechos y ayuda a prevenir el acúmulo de grasas en el hígado. Puedes hacer un té, poniendo dos cucharaditas de jengibre rallado, en una taza de agua hirviendo, deja reposar por unos minutos, cuela y bebe antes que esté frío.

Tambien puedes hacer licuados con jengibre o rallarlo sobre tus ensaladas. Usa uno o dos centímetros, porque su sabor es fuerte y no necesitas mucha cantidad para obtener sus beneficios.

3 – Diente de León

Es un depurativo aliado de la salud hepática, pues ayuda a eliminar la grasa y limpiar el hígado. Prepara una infusión poniendo una cucharada de diente de león en 250 mililitros de agua hirviendo, realiza esto 3 veces al  día.

4 – Alcachofa

Hazla tu aliada para la regeneración de las células del hígado. Ayuda al metabolismo pues estimula la secreción biliar, lo que favorece a combatir el estreñimiento. A todo esto se suma que disminuye el “colesterol malo”, y contribuye con la pérdida de peso. Consume la alcachofa en ensaladas por lo menos 3 veces por semana.

5 – Rábano

Ayuda a desintoxicar y limpiar el hígado, y por ser diurético, elimina las toxinas por medio de la orina. La vesícula biliar se ve favorecida por el rábano pues la estimula y la refuerza. Lo que debes hacer es lavar, pelar y picar 2 rábanos, ponlos en la licuadora con un vaso de agua y licúa; cuela el jugo y toma un vaso un día sí, y un día no (alternado los días, o cada 2 días).

6- Acelga

Tiene una cantidad importante de fibra que ayuda con el estreñimiento. La acelga es un importante revitalizador del hígado, limpia el hígado y lo rejuvenece. Consumir acelga ya sea cruda en ensaladas, hervidas en poca agua en caldo o incluidas en jugos con un poquito de limón.

Puedes escoger el tratamiento que más te guste, o alternar los que quieras. Todos son efectivos, y son acompañados por una dieta saludable.

Si te gustó, no olvides compartirlo con tus amigos, para que cuides tu salud y la de tu familia, y te mantengas sano y saludable con nuestros consejos.